Menú Navidad 2014

Cubriendo ya una tradición, venimos hoy con un doble objetivo, desearos a tod@s unas muy felices fiestas y los mejores deseos para el próximo año nuevo, al tiempo que agradecer vuestro apoyo, nos gusta que estéis ahí, y esperamos seguir contando con vuestra confianza en el futuro.
Y también traemos una selección de platos y recetas, cosecha 2014, que bien podrían tener un hueco en cualquiera de los menús festivos del completo carrusel que se avecina. Ya veréis, un poco de todo, más fáciles, más complicados, rápidos, elaborados, que se pueden preparar con antelación, con ingredientes sencillos, con algún ingrediente exótico, económicos, otros no tanto, ... pero todos ellos con un denominador común, dignos de la mejor mesa de fiesta.

http://persucar-hipa.blogspot.com.es/2013/12/troncos-de-navidad-en-la-nieve.html

Turrón de yema quemada

No tenemos muy explotado el campo turronero, una única aventura el pasado año con el Turrón de chocolate, arroz inflado y kikos, fácil de ejecución y de éxito garantizado. Y con la moral alta por ese primer logro que mejor época que la Navidad para seguir aprendiendo, así que atacamos hoy uno de los cásicos, el turrón de yema quemada. A ver si cuando dominemos más las bases nos adentramos en el campo de la innovación, para muestra un botón: este año hemos visto turrones de gin tonic y de queso entre otras exóticas variedades, quedaís avisad@s!


Montaditos de jamón - jamón

El jamón es uno de los alimentos que menos procesamos en casa, tal como entra va para el consumo, normalmente acompañado de un buen Pan de coca con tomate,  o como mucho en taquitos dando color y sabor a algún guiso como este Estofado de calabacines. Encontrar un plato con jamón como ingrediente principal ha sido un pequeño dolor de cabeza, hasta que la solución ha venido de la mano de su vocación de ingrediente de tapa. ¿Qué mejor que un montadito de jamón para hacer justicia a tan ibérico producto?
Y este es el resultado: una base de pan casero tostado, una sabrosa crema de tomate y jamón, un toque de queso manchego y para acabar una crujiente loncha de jamón ibérico. Dos texturas bien diferentes para saborear un producto de lujo.


Chutney de cebolla

Otra variedad de chutney, condimento agridulce originario de la India, para tener en la despensa. Puede consumirse frío o caliente, al gusto. Acompaña bien barbacoas de carne, hamburguesas, pollo o cerdo a la plancha, incluso solo en formato canapé. Una vez entra y se instala en la cocina se le echa de menos cuando se acaba, o sea que lo mejor es prepararlo en cantidad y hacer conserva para tener existencias una larga temporada.
Si os gustan los chutneys, podéis probar este de mango.


Mostaza casera a la miel

Las oportunidades hay que cogerlas al vuelo, y ante la propuesta de Julia y el Recetario mañoso de Cocinar con miel en diciembre, se activó la elaboración de una mostaza casera aderezada con este rico ingrediente. Y así, después de un amplio barrido por blogs de nuestros vecinos franceses, auténticos especialistas en la materia, este es nuestro resultado, una mostaza que gracias a la miel adquiere un toque gourmet. 
Completa el ciclo, junto con el Ketchup casero, (ahora ya sabemos que hay en los botes rojos y amarillos), de aderezos clásicos para hamburguesas y bocatas varios, y se abre el campo para experimentar en guisos y otro tipo de platos.