BannerTopMov

Anuncios

BannerSuscripcion

Terrina de cerdo con setas

Dice la sabiduría popular: del cerdo hasta los andares! Eso incluye también las partes menos nobles, aliadas de numerosos platos donde quedan a la sombra de protagonistas con más tirón. Es el caso de esta terrina, donde conviven carrilleras, pies de cerdo y dos tipos de butifarras, negra y del perol (que entre otras cosas incorporan cortezas, chicharrones, asadura, sangre) y que configuran un plato con una textura y un sabor increíbles. Parte importante son también las setas, ahora en el inicio de su temporada fuerte y la salsa con los jugos y verduras del estofado. Una receta ideal para un menú de fiesta, apúntala!

Terrina de carrilleras de cerdo, previamente estofadas con verduras, y duxelle de setas, pie de cerdo y butifarras.



Ingredientes

  • 1 kg Carrilleras de cerdo
  • salmuera (100g sal x litro de agua)
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 1 apio
  • 1 cebolla
  • 1 ramita de romero
  • 1 ramita de tomillo
  • 1/2 l de caldo de carne
  • 1 copita de brandy
  • AOVE
Para la duxelle
  • 3 o 4 cebolletas tiernas
  • 150 g rebozuelos (rossinyols)
  • 150 g trompetas de la muerte
  • 300 g champiñones
  • 1 pie de cerdo
  • 100 g butifarra del perol
  • 100 g butifarra negra
  • AOVE
Para la salsa
  • reducción del asado
  • 2 c/c polvo de boletus (ceps)
  • setas para decorar
Para unas 6 raciones


Preparación

Preparar la salmuera: mezclar 100g de sal por cada litro de agua, remover bien y reservar en la nevera.  La cantidad a preparar dependerá del volumen de las carrilleras y del recipiente donde queden sumergidas. En este caso hemos empleado un litro y medio de agua t 150 gramos de sal.

Empezar blanqueando las carrilleras: limpiarlas de la grasa y telillas superficiales y ponerlas en una cazuela cubiertas con agua fría, calentar justo hasta que empiece a hervir y retirar del fuego, escurrir y dejar templar. Se puede acelerar este paso bajo el grifo con agua fría. Una vez que estén a temperatura ambiente introducirlas en la salmuera y reservar en la nevera durante una hora. Con esta técnica cogen la sal necesaria y de una forma uniforme.



Mientras tanto limpiar y trocear las verduras para el asado, cortar en trozos medianos, cuando esté el plato terminado hay que triturarlas, así que no es necesario picarlas demasiado pequeñas.
Precalentar el horno a 170º.
Poner una una cazuela al fuego y calentar tres o cuatro cucharadas de aceite. Rehogar las verduras hasta que se doren y cojan color. Añadir un poco de brandy para desglasar la cazuela. Incorporar las hierbas aromáticas.


Escurrir y secar las carrilleras que estaban en salmuera y colocarlas en la cazuela sobre las verduras. Añadir el caldo, más o menos que supere la mitad del grosor de la carne. Cuando rompa a hervir tapar y meter en el horno durante 90 minutos, bajar la temperatura a 160º.


Preparar la duxelle: picar las cebolletas bien fino y pocharlas en una cazuela al fuego con aceite y un pellizco de sal. Mientras limpiar y picar los champiñones y el resto de las setas, en este caso trompetas de la muerte y rebozuelos (rossinyols). Reservar las más enteras para guarnición.
Deshuesar y cortar a daditos pequeños el pie de cerdo. Picar las butifarras de la misma manera. Estos ingredientes ayudarán a aglutinar y compactar la terrina gracias a su alto contenido gelatinoso.


Una vez la cebolleta esté tierna, añadir todas las setas y rehogarlas. Si sueltan agua esperar a que ésta se evapore y añadir a continuación el pie de cerdo picado, remover para integrar bien y dejar cocer 1 o 2 minutos. Incorporar las butifarras, remover para integrar en la mezcla, un minuto de cocción y retirar del fuego. Escurrir, dejar templar y reservar.


Retirar la cazuela del horno, sacar la carne y deshuesar, procurando mantener los trozos lo más enteros posibles. Dejar enfriar y con un cuchillo afilado cortar las carrilleras en finas láminas.
Para montar la terrina primero forrar el molde o recipiente elegido con film transparente para facilitar el desmoldado posterior. Montar sobre la base una capa de carrilleras, cubrir con una de duxelle, una seguna de carne, otra de duxelle, una tercera de carne, una última de duxelle y finalizar con una de carne. Ir apretando las capas para que queden compactas. Cubrir con los bordes del papel film y tapar la terrina. Dejar enfriar completamente en la nevera para que cuaje la gelatina y se endurezca.



Para la salsa: recoger el jugo y las verduras de la cazuela donde se han estofado las carrilleras y triturarlas con la batidora todo lo fino que podáis. Tamizar  y volver a poner en la cazuela, añadir 2 cucharaditas de café de polvo de ceps (boletus) y remover para que se integren bien. Rectificar de sal si es necesario.
Saltear algunas setas para decorar los platos.


Para montar el plato: desmoldar la terrina y colocarla sobre una tabla. Cortar los bordes para igualar la forma y dividir en porciones. 
Poner un cucharón de salsa en la base del plato y centrar una porción de terrina. Pintarle la superficie de salsa y colocar unas setas por encima y algunas más en el plato. A disfrutar!!!



Terrina de carrilleras de cerdo, previamente estofadas con verduras, y duxelle de setas, pie de cerdo y butifarras.


  Si quieres ver las recetas de mis otr@s compañer@s al desafío de La cocina de Camilni, visita el blog DESAFÍO EN LA COCINA. 


Milhojas y vasitos de miel y requesón

Queso y miel son pareja ganadora, si sumamos frambuesas (o cualquier otra fruta roja) el trío sube de nivel y asegura el éxito del postre. El queso viene fresco y en una ligera textura de espuma (que puede ser una mousse como os indicamos al final de la receta), la miel en una suave gelatina y la frambuesa tal como es, al natural. Y en dos opciones de presentación de formato individual, vasitos y milhojas. 



Brochetas de pollo con salsa teriyaki

Salsa básica de la cocina japonesa que marina el ingrediente al que acompaña y le da un acabado brillante durante la cocción, normalmente a la parrilla. Las brochetas de pollo son una elección perfecta para probarla.

Brochetas de pollo a la plancha marinadas con salsa teriyaki, un básico de la cocina japonesa


Aigüestortes y la Vall de Boí

La Vall de Boí es uno de los accesos naturales al Parc Nacional d'Aigüestortes i Llac Sant Maurici. El otro aliciente que completa su oferta es el impresionante patrimonio románico que salpica su geografía. Cualquiera de los dos aspectos justifica la escapada, juntos la hacen imprescindible.
La fuerza y la magia del agua, los bosques interminables, la piedra hecha arte e integrada en el paisaje, un entorno acogedor y una gastronomía a la altura dan todas la razones necesarias. Camina, observa, relájate y disfruta.

Escapada a la Vall de Boí. Excursión por la Ruta de la Llúdriga y el Planell d'Aigüestortes en el Parque Nacional de Aigüestortes y Lago Sant Maurici

Bonito embotado en aceite de oliva

Los productos de temporada no son eternos, tienen su mejor momento durante un breve período y luego hay que esperar el resto del año que vuelva su ciclo natural. Poder disfrutarlos cuando nos apetezca y en buenas condiciones fue sin duda uno de los motivos por el que se inventaron las conservas.
Un caso emblemático son las de pescado, y en especial el bonito. Ahora lo tenemos en su mejor momento y a precios razonables, oportunidad para prepararlo en buena cantidad y embotarlo en aceite de oliva para tener reservas en la despensa. Es una elaboración sencilla, así que manos a la obra!


Conserva de bonito cocido y embotado con aceite de oliva


Ensalada de quinoa, verduras y ventresca de bonito

En plena temporada de bonito y con la huerta de verano a pleno rendimiento, hay que aprovechar todas las oportunidades para llevar estos productos frescos a la mesa. Completa esta ensalada templada una base quinoa. 
Esta semilla, originaria de la región andina de América del sur, se considera por sus propiedades y usos un falso cereal, aunque en realidad es un pequeña nuez y en sentido estricto un fruto seco. Presenta un alto contenido en almidón y en proteínas, contiene los aminoácidos esenciales en proporción equilibrada, minerales y fibra. Y no tiene gluten. 

Ensalada de quinoa con cebolla, pimientos rojos y berenjenas y ventresca de bonito

 

Destacados

Cantonigros
Paris
Rioja Alavesa
Escapadas gastronómicas

Destacado2

Helados en Per sucar-hi pa
Helado de jengibre con teja de sésamo
Helado de menta con chocolate a la menta
Helado de violetas

Lo más visto